Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Pollo en salsa blanca

Pollo en salsa blanca

Para una comida de mucho sabor y con pocos ingredientes podemos preparar de forma fácil y
rápida, esta receta de pollo en salsa blanca, con una base de leche que además de resaltar el sabor de
nuestro exquisito pollo también nos puede servir para enriquecer cualquier plato de carne, pescado
o pasta.

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • 2 cucharadas de harina
  • aceite de oliva
  • perejil

Para la salsa blanca:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 taza de leche
  • nuez moscada
  • sal y pimienta

Preparación

  • El primer paso para hacer esta receta de pollo en salsa blanca es preparar los trozos de pollo
    limpiándolos cuidadosamente, retirando cualquier telilla de piel y grasa, procediendo luego
    a cortarlo en filetes.
  • A continuación, coloca una sartén en el fuego con un chorro de aceite de oliva y, mientras
    este se calienta, pasa las pechugas de pollo por un poco de harina, así se cocinarán mucho
    mejor y quedarán más jugosas y con un toque crujiente.
  • Luego, añádelas a la sartén y deja que se doren ligeramente por ambos lados. Es en este
    momento cuando puedes espolvorear por encima del pollo un poco de perejil para que el
    resultado final sea más sabroso. Cuando ya estén hechas, colócalas en un plato y resérvalas.
  • Ahora es el turno de preparar la salsa blanca que acompañará a las pechugas de pollo. Para
    ello, primero debes derretir la mantequilla en una olla a fuego bajo (también puedes hacer
    uso del microondas).
  • Coloca otro cazo en el fuego y vierte la leche para que se caliente, pero sin que llegue a
    hervir, luego, añade la harina junto a la mantequilla derretida, mezcla ambos ingredientes
    con una cuchara durante unos segundos y agrega poco a poco la leche caliente para que no
    se creen grumos, continúa removiendo por unos dos minutos más, salpimentar al gusto y
    pon una pizca de nuez moscada.
  • Cuando veas que la salsa empieza a espesar, solo tendrás que introducir las pechugas de
    pollo para que se impregnen bien de ella y dejar cocinar a fuego lento durante al menos 5 o
    10 minutos más.
  • En el caso de que observes que la salsa queda demasiado líquida, puedes agregar una pizca
    de harina y remover bien para obtener la consistencia y textura adecuada.
    Fácil, sencillo y sabroso.

Otra de nuestras recetas de pollo en salsa blanca

La salsa blanca siempre es una gran opción a la hora de acompañar cualquier plato, ideal por su sabor
suave como por la presentación que da a nuestra comida, además tiene la gran ventaja que nos permite
ser creativos a la hora de su preparación, pudiendo adicionarle nuestro toque personal.

Ingredientes

  • Un par de pechugas de pollo (también puedes usar los muslos si te apetece mejor)
  • 50 gramos de harina
  • 50 gramos de mantequilla
  • 150 ml de leche entera
  • Una cebolleta grande
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen

Preparación

  • Primeramente, tomamos las pechugas, las lavamos y les quitamos los restos de piel y grasa que
    pudieran traer de la carnicería, las cortaremos en filetes que sean más bien gruesos, una vez
    tengamos los filetes cortados y limpios los salpimentamos bien por todos lados y los
    reservamos.
  • A continuación, preparamos la salsa blanca, que como verás no es más que una bechamel
    enriquecida con la cebolleta.
  • Empezaremos picando bien finita la cebolleta, una que sea más bien grande, y después
    continuamos echando la mantequilla en una sartén, donde la vamos a derretir a fuego medio
    para que se funda poco a poco y no se queme.
  • Una vez la tengamos bien fundida agregamos la cebolleta picada y la sofreímos hasta que quede
    bien doradita por todos lados, con cuidado que no se queme.
  • Agregamos la harina y removeremos bien para que se vaya integrando con la mantequilla,
    formando una mezcla cremosa sin grumos, lo que podemos hacer empleando unas varillas.
  • Conseguida esa mezcla, agregamos la leche poco a poco, la cual es recomendable tener a
    temperatura ambiente para que ligue mejor, y continuamos mezclando hasta que tengamos ya
    toda la leche integrada, entonces seguiremos removiendo durante unos minutos más para
    espesar la salsa blanca.
  • Agregamos un poco de nuez moscada para darle un toque de sabor a la misma. Cuando tome la
    textura deseada la dejamos apartada del fuego, intentando que no quede demasiado espesa, lo
    que podemos corregir agregando más leche si fuera necesario.
  • En una sartén antiadherente o en una plancha vamos a poner un chorrito de aceite de oliva para
    ir pasando los filetes de pollo, que dejaremos bien doraditos por ambos lados, pero que a la vez
  • queden jugosos por dentro.
  • Una vez tengamos los filetes listos, los serviremos en sus correspondientes platos individuales o
    en una bandeja, acompañándolos por encima con la rica salsa blanca que habíamos preparando
    antes, calentándola de nuevo si fuera necesario.

0/5 (0 Reviews)

Receta Relacionadas

Ir arriba