Pollo en salsa blanca

Pollo en salsa blanca

Para una comida de mucho sabor y con pocos ingredientes podemos preparar de forma fácil y
rápida, esta receta de pollo en salsa blanca, con una base de leche que además de resaltar el sabor de
nuestro exquisito pollo también nos puede servir para enriquecer cualquier plato de carne, pescado
o pasta.

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • 2 cucharadas de harina
  • aceite de oliva
  • perejil

Para la salsa blanca:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 taza de leche
  • nuez moscada
  • sal y pimienta

Preparación de pollo en salsa blanca

  • El primer paso para hacer esta receta de pollo en salsa blanca es preparar los trozos de pollo
    limpiándolos cuidadosamente, retirando cualquier telilla de piel y grasa, procediendo luego
    a cortarlo en filetes.
  • A continuación, coloca una sartén en el fuego con un chorro de aceite de oliva y, mientras
    este se calienta, pasa las pechugas de pollo por un poco de harina, así se cocinarán mucho
    mejor y quedarán más jugosas y con un toque crujiente.
  • Luego, añádelas a la sartén y deja que se doren ligeramente por ambos lados. Es en este
    momento cuando puedes espolvorear por encima del pollo un poco de perejil para que el
    resultado final sea más sabroso. Cuando ya estén hechas, colócalas en un plato y resérvalas.
  • Ahora es el turno de preparar la salsa blanca que acompañará a las pechugas de pollo. Para
    ello, primero debes derretir la mantequilla en una olla a fuego bajo (también puedes hacer
    uso del microondas).
  • Coloca otro cazo en el fuego y vierte la leche para que se caliente, pero sin que llegue a
    hervir, luego, añade la harina junto a la mantequilla derretida, mezcla ambos ingredientes
    con una cuchara durante unos segundos y agrega poco a poco la leche caliente para que no
    se creen grumos, continúa removiendo por unos dos minutos más, salpimentar al gusto y
    pon una pizca de nuez moscada.
  • Cuando veas que la salsa empieza a espesar, solo tendrás que introducir las pechugas de
    pollo para que se impregnen bien de ella y dejar cocinar a fuego lento durante al menos 5 o
    10 minutos más.
  • En el caso de que observes que la salsa queda demasiado líquida, puedes agregar una pizca
    de harina y remover bien para obtener la consistencia y textura adecuada.
    Fácil, sencillo y sabroso.


0/5 (0 Reviews)

Receta Relacionadas

Ir arriba