Pollo en escabeche

Pollo en escabeche

El pollo es el ingrediente principal de nuestra receta de hoy, y también lo podemos conseguir en muchas y muy variadas recetas en la gastronomía mundial abarcando desde los platos más tradicionales hasta los más novedosos, son innumerables las formas de cocinar esta rica proteína, y hoy te la vamos a presentar en escabeche, una técnica de origen español que además se utiliza como medio de conservación tanto del pollo como de otras aves o pescados.

Sin hablar más vamos a preparar esta sabrosa y suculenta receta de pollo en escabeche tradicional.

Ingredientes

  • 1 Pollo en octavos
  • 2 Cucharadas de harina
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • 2 Vasitos de aceite de oliva extra virgen (vaso de vino)
  • ¾ partes de un vaso de vinagre de jerez (vaso de vino)
  • Agua
  • 1 Cabeza de ajos
  • 1 Cebolla
  • 2 Hojas de laurel
  • 1 Zanahoria tierna
  • Tomillo al gusto
  • Romero al gusto

Preparación

  1. Salpimienta el pollo. Pásalo por harina, y dale unos toques a cada pieza, para eliminar la harina sobrante: te tiene que quedar una fina capa, no más.
  2. Pon en una cazuela, en crudo, la cebolla cortada en rodajas, la zanahoria cortada en rodajas, el laurel, unos granos de pimienta enteros, el tomillo, el romero y la cabeza de ajos cortada por la mitad.
  3. Vierte el aceite de oliva en la sartén y cuando esté caliente, ve friendo el pollo. Es importante este proceso: una buena fritura es imprescindible para conseguir un buen escabeche.
  4. Ve poniendo las piezas de pollo fritas encima de la cama que has preparado con la cebolla y los demás ingredientes, y echa el aceite de la fritura por encima. Añade el vinagre y el agua. La cantidad de agua es orientativa. A mí no me gusta que floten: siempre las cubro por la mitad —quizás un poco más— y como las hago a fuego lento y con la tapa entreabierta, se hacen fenomenal.
  5. Pon a cocer hasta que esté hecho. Un pollo mediano suele tardar en cazuela —no en olla exprés— unos tres cuartos de hora. Pruébalo antes de terminar, por si tienes que rectificar. Reserva en un lugar fresco, y si lo comes al día siguiente aún estará más rico.

El escabeche es una técnica muy sencilla al alcance de todos. Tienes que darle tu toque dependiendo de lo fuerte que te guste. Las medidas que te doy son para un escabechado normal, no muy fuerte. En el caso de que te guste con más bravura, deberás aumentar un poco la cantidad de vinagre.

Usa un buen vinagre de vino y un buen aceite de oliva virgen extra, haz tu propia mezcla de hierbas aromáticas, y seguro que no fallas.

Sabias que…

El consumo regular de alimentos ricos en niacina como el pollo, protege contra la enfermedad de Alzheimer y el deterioro cognitivo que esta enfermedad provoca. Investigaciones han demostrado que la niacina, vitamina abundante en el pollo, puede reducir considerablemente la pérdida de habilidades cognitivas que produce la enfermedad de Alzheimer.

!Otras recetas que te pueden gustar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *