Pollo a la cerveza al horno

Pollo a la cerveza al horno

Hola estimados amantes de las recetas con pollo, sean bienvenidos a misrecetasdepollo, su blog de
todo tipo de recetas de pollo saludables. Hoy vamos a preparar un platillo que yo diría que va a ser el sueño
de más de uno. Porque vamos a mezclar comida y cerveza, todo en un mismo plato.
¡Vamos a hacer un pollo al horno a la cerveza! Y que además es muy fácil de hacer y
apenas conlleva esfuerzo.

Preparación de pollo a la cerveza al horno

  • Vamos a comenzar pelando unas papas. Si tienes un pela-papas, mucho mejor. Lo vas
    a hacer de una forma mucho más ágil. Sino, con un cuchillo, y listo. Después vamos a
    cortar cada papita en rodajitas. De aproximadamente, 1 centímetro de grosor. Un
    centímetro viene a ser al cambio, aproximadamente, pues como medio dedo de
    grosor, más o menos. El grosor es muy importante, porque si no, como las hagas
    muy grandes no se van a cocer en el horno… … y como las hagas más finitas, pues
    se van a deshacer por exceso de cocción, así que ten en cuenta esto.
  • Ahora vamos a cortar una cebolla, lo que se conoce como en juliana. Es decir, en
    finas tiras. Aproximadamente el grosor, pues del mismo tamaño que la papa. Después
    vamos a introducir todo esto en una bandeja de horno. Que aguante bien el calor ¡muy
    importante! Sobre la cebolla vamos a poner la papa que acabamos de cortar. Con esto,
    lo que pretendemos es hacer una cama donde va a reposar nuestro pollo. Y se va
    a hornear todo a la vez. Vamos a obtener carne y guarnición. Sin esfuerzo adicional.
  • Vamos a echar una pizquita de sal, y por supuesto, de pimienta negra recién molida…
    … que ya sabéis que es auténtica ambrosía ya no me podéis decir que no lo digo… …
    que últimamente me lo decís mucho, Y después con las manos, vamos a mezclar
    todos los ingredientes, para que se integren bien entre sí. Para que la sal se
    distribuya bien entre todos ellos. Ahora colocamos esta guarnición sobre toda la
    superficie de la bandeja… … y sobre ella ponemos unos trozos de pollo. Puedes
    emplear las piezas que más te gusten, pero a mí… …sin duda, lo que más me gusta
    para este tipo de recetas son los muslos. Es una pieza muy jugosa y muy agradecida
    para este tipo de platos. Bueno, el muslo y el contramuslo, también.
  • Y ahora es donde viene la parte mágica, y esto sí que es auténtica ambrosía de los
    Dioses Griegos. Casi, casi supera a la pimienta negra recién molida. Vamos a poner
    un vaso de cerveza. Una cerveza rubia, normalita, sin complicaciones, pero puedes
    utilizar la que quieras (recomendamos cerveza light para minimizar calorías). Vamos
    a añadir también al pollo su parte de sal y de pimienta negra recién molida. Por el
    alcohol de la cerveza no te preocupes. Durante el horneado se va a evaporar
    absolutamente todo. Así que esta receta es apta para niños también.
  • Llegados a este punto vamos a rematar esto añadiendo unas hierbas aromáticas.
    Vamos a agregar un poco de tomillo seco. Y también un poco de romero seco. Ya lo
    he dicho alguna vez, esta combinación de especias me encanta. ¡Cuadra con casi todo!
    Para terminar de adicionar ingredientes, vamos a regar con un chorrito de aceite de
    oliva. ¡Auténtico oro líquido! Este ingrediente va a mantener al pollo, bien, bien
    crujiente. Y ahora lo vamos a introducir al horno, previamente calentado a
    200ºC… calor arriba y abajo. Y lo vamos a dejar aquí durante alrededor de 25
    minutos.
  • Pasado el tiempo, tendremos la parte superior del pollo ya algo dorada. En su
    interior, seguirá crudo y la guarnición de papas y de cebolla también estará más bien
    durilla. En el fondo tiene que seguir habiendo líquidos, sino lo hay, añade más
    cerveza. Lo que vamos a hacer a continuación, va a ser ir dándole la vuelta a cada
    pieza del pollo… … porque vamos a cocinar la otra cara pues estará muy descolorida.
    Pero esto lo vamos arreglar enseguida, vamos a tostarla también… …y de paso vamos
    a terminar de cocinar el pollo en su interior. Pero antes de eso, vamos a echarle a cada
    pieza una pequeña pizquita de sal… …que esta cara no tiene absolutamente nada.
  • Vamos a ponerle también su pequeña pizquita de pimienta negra recién molida. Y las
    hierbas que le habíamos añadido antes. Una pizquita de tomillo seco, y también otra
    pizquita de romero seco. Por cierto, si cae algo a la guarnición de estas hierbas, mejor
    que mejor, que la papa y la cebolla con tomillo y con romero también queda
    estupendamente.
  • Vamos a volver a regar el pollo con un pequeño chorrito de aceite. La idea es que
    todo el pollo quede bien impregnado tanto de sal, como de especias… …y por
    supuesto, también de aceite. Y con todo esto, lo vamos a devolver al horno.
    Nuevamente 200ºC, calor arriba y abajo, tal y como estaba antes. Y lo vamos a dejar
    aquí durante otros 20 o 25 minutos. Cuando la papa esté blanda, y el pollo este bien
    dorado… y bien cocinado en su interior, ya estará listo. Al final tendremos… … un
    pollo con una deliciosa guarnición de papa y cebolla y con una salsa de cerveza… …
    ¡que es auténtica gloria bendita!

Consejos

  • Acompaña con una ensalada de lechuga con tomate
  • Puedes preparar un arroz integral para disminuir las calorías
  • Prepara una rica agua de jamaica para tu deleite.
0/5 (0 Reviews)

Receta Relacionadas

Ir arriba